Ver Mapa

ESTACIONAMIENTO SIN COSTO
Home

 

Implantan una retina artificial en Francia y paciente recupera su visión

El profesor Michel Weber, Past President de la Sociedad Francesa de Retina, con quien he establecido vínculos privilegiados, en mi calidad de Presidente de la Sociedad Chilena de Retina, es el primer cirujano de vítreo retina galo en colocar en un no vidente un dispositivo, llamado OJO BIONICO o implante retinal, modelo IRIS 2.

El dispositivo permite ver luces y sombras. Dos pacientes chilenos podrían acceder a él.

Es la compañía francesa Pixium Visión, que desarrolla sistemas para recuperar la visión, que realizó con éxito un primer implante de su retina artificial llamada Iris II en un paciente de 58 años. en el CHRU de Nantes, Francia. La empresa espera comercializar el producto en Europa a partir de mediados de este año. El dispositivo ofrece esperanzas a quienes perdieron la vista a causa de la llamada retinitis pigmentaria, una enfermedad degenerativa y genética, que lidera los casos de ceguera hereditaria. Con 150 electrodos, tres veces más que los contenidos en Iris I, y más sofisticado que el modelo ARGUS II ya comercializado, en el mundo. Este aparato estimula la retina defectuosa y restaura parcialmente la visión para capturar formas y movimientos. El profesor Michel Weber, jefe del servicio de Oftalmología del Centro Hospitalario Universitario de Nantes, en el oeste de Francia, donde se realizó el implante el mes pasado, ha trabajado por años  en este proyecto, tras varios años en la oscuridad, el paciente operado,  puede ahora percibir luces y comenzará un proceso de reeducación. Las primeras pruebas con retinas artificiales se hicieron a inicios de los 2000, hoy con mucho orgullo puedo decir que mi amigo; el Dr. Weber, es el responsable de esta hazaña. El doctor Weber, visitó Chile en 2009, y en la ocasión participó en las XXI Jornadas Franco-Chilenas de Oftalmología, invitado por el doctor Michel Mehech, de la Sociedad Chilena de Retina y Vítreo, donde se discutió in extenso este tema. "Este ojo biónico está pensado para los pacientes con esta enfermedad heredada y degenerativa que no tiene tratamiento y que van perdiendo campo visual de manera progresiva”. En el mes de mayo viajaré a Francia, ocasión en la que presentaré al Dr.  Michel Weber, el caso de dos pacientes chilenos que podrían recibir este implante, como parte del ensayo clínico que se realiza en Europa. La cirugía no es tan complicada como su seguimiento, requiere de una capacitación de seis meses para quien la haga, además de preparar a un equipo profesional que debe acompañar al paciente en su proceso de rehabilitación, ya que se le debe enseñar a ver con este nuevo dispositivo. “Lo que la persona logra es, por ejemplo, caminar sobre una línea, entrar por una puerta sin toparse con la pared o distinguir un bulto", algo que puede parecer poco, pero que es mucho para estos pacientes, ya que les permite recuperar autonomía y mejorar su calidad de vida. La cooperación franco-chilena en Oftalmología, muy activa, permite estar muy al día y participando con nuestros colegas galos de estas y otras iniciativas académicas y de investigación.

 

 

Dr. Michel Mehech Hirane

Presidente de la Sociedad Chilena de Retina

Delegado Sociedad Francesa de Oftalmología en Chile

 

 

 




Potenciado por COMPUHELP!.